Passeig de Gràcia

Pasear por él, es como visitar un museo del modernismo al aire libre. En lo que es el propio distrito del Ensanche  están los edificios más emblemáticos y visitados del Modernismo catalán; la Casa Batlló, la Casa Amatller, La Pedrera…Cuando caminéis por las aceras, fijaros en el pavimento del suelo, es la loseta Gaudí, baldosas hexagolales que en un conjunto de siete piezas componen 4 representaciones marinas, en el MOMA la encontraremos expuesta como uno de los primeros productos industriales. También son de admirar sus bancos y las farolas de hierro, obra de Pere Falqués.

Un poco de historia

–       En la Barcelona del siglo XIV se prohibió hacer mas edificios religiosos, por lo que los nuevos se ubicaron fuera murallas. Frente la actual Casa Batlló se construyo el convento de Santa María de Jesús, podríamos decir que este fue el primer nombre del Paseo, “Camino de Jesús” que es como le llamaban los ciudadanos, cuando se dirigían al convento o hacia la Villa de Gracia.

  • A finales del siglo XIX, proliferaron los teatros, restaurantes, cafeterías, salones de baile…
  • A principios del siglo XX Fue el paseo de la burguesía y la aristocracia, quienes se disputaban los arquitectos de moda para construir sus residencias o edificios.
  • “La manzana de la discordia” La sana rivalidad entre tres de los más relevantes arquitectos modernistas;  Puig i  Cadafalch , Domenech i Montaner y Gaudí se puede ver en  aquí, donde confluyen tres edificios de estilos muy diferentes. Gaudí tuvo la ventaja de ver acabada la obra de los otros dos  antes de realizar la suya, “ la Casa Batlló”.

Actualmente el Paseo de Gracia aglutina la oferta de las tiendas más exclusivas  y marcas más prestigiosas, hoteles de lujo, restaurantes y  cafeterías.

Ver ruta l’Eixample.

© 2021 Barcelona Prestige · Aviso legal · Política de privacidad y cookies · Diseño: disparoestudio.com